Por que poupar desde cedo?